Cerebro Adolescente

El cerebro adolescente

Una introducción a esta etapa tan compleja

"Ser adolescentes es aquello que nos convierte en seres humanos" David Bainbrigde.

"Somos lo que somos por nuestras vivencias,
las mas trágicas son recordadas, 

y tragicamente son las que mas enseñan" 
Gabriel C.

Introducción 

Quien no se ha pasado la noche o el día o la tarde pensando en los adolescentes y más aún si tienen un hijo en esa edad en la cual son la representación viva de "problemitas" y no sabemos cómo actuar para que bajen sus revoluciones a las locuras que pueden cometer, a los riesgos, a lo alterado de su día a día, a la falta de atención, a la independencia que desea tener (que confunden con libertinaje), sus reuniones secretas o a veces no tan secretas entre su sociedad adolescente, y a otros conductas observables y que criticamos diariamente, conductas  que realmente son producto de la interacción entre el sujeto adolescente y algún producto que ofrece el mercado de psicoactivos y otros como fiestas para menores de edad que lamentablemente son regulada por los "adultos" que buscan lucrar con el pobre desarrollo de la corteza prefrontal de los adolescentes en esta etapa de su vida.

Expondré las zonas que guardan estrecha relación con estas conductas naturales influenciados directamente por el desarrollo del cerebro ya que hablamos de neurociencias.

La corteza prefrontal
La corteza prefrontal madura  al promediar los 30 años de edad. Es la zona encargada de la regulación de las amígdalas (cerebrales) y del núcleo accumbens, la  empatía, libre elección, juicio, identidad, personalidad, comunicación  conductas sociales, moral, la ética, la toma de decisiones, motivación, inhibir conductas automáticas, plantificación futura, intencionalidad, autocontrol. La corteza prefrontal es la encargada de las funciones ejecutivas y se relaciona con los problemas de TDAH (otra historia de la que traeré información luego, puesto que es importante ya que muchas veces se medican a unos niñitos que lo único que quieren es moverse y piensan a este ritmo, su energía está a flor de piel).

La corteza prefrontal en la etapa de la adolescencia esta aun inmadura, pongamos énfasis en las funciones de autocontrol, motivación, planificación futura, toma de decisiones, las cuales sin duda son de "preocupación" para los educadores y padres de familia. Relacionen estas funciones con la conducta de los jóvenes y pensemos si ellos actúan así, solo porque les da la gana. 

Las amígdalas

En esta etapa las amígdalas se desarrollan mucho más rápido que la corteza prefrontal y es la zona donde se da la reactividad emocional (la exageración ), esta función de la amígdalas es controlada por la corteza prefrontal pero al no estar aun completamente desarrollada, las amígdalas toman el control de las emociones exagerándolas ante cualquier estimulo provocando las llamadas "crisis emocionales".



Núcleo accumbens

Es el responsable recompensa acercamiento, riesgo, impulsividad, son hedonistas (buscan el placer sobre todo el sexual y social, individual), subestimación de los peligros, satisfacción inmediata (libera dopamina, fumar, comer, bailar, etc., está sujeto a la actividad que le gusta y a la aceptación social).



Esta región al igual que las amígdalas están creciendo fuera de control dado a que la corteza prefrontal aun no madura, por lo tanto no hay una forma de cómo controlar internamente sus funciones. 

En las chicas primero maduran mas rápidamente las regiones de la corteza frontal “lenguaje, control de riegos, agresividad eh impulsividad. 
En los chicos primero se desarrolla la zona parietal relacionada con las tareas espaciales. hipocampo y amígdala.
Se busca la independencia de la familia, emocional, mental, psicológicas, sociales.

Va madurando la zona prefrontal medial "memoria autobiográfica "identidad" quien y como soy...Son sensibles a emociones de aprobación aceptación o rechazo, agradar y gustar socialmente. Sus emociones disparan el stress ante un peligro social.

Los estrógenos liberan dopamina (hormona de la felicidad)  y oxitocina (hormona de la confianza) y alimenta el impulso en busca de intimidad.
La testosterona reduce interés por el trato social excepto al deporte y sexo, la vasopresina (hormona energías masculinas) permite gozar de competitividad y mantener independencia, buscan más beneficios a costa de  riesgos (siendo aún conscientes de esto).

Los adolescentes gustan mucho de la música y ayuda a madurar el núcleo accumbens por la liberación de dopamina y también gustan de sus ratos de confraternización  con amigos por la tendencia de relacionare con sus iguales y con esa satisfacción libera oxitocina que ayudaran a la maduración de estas zonas complejas y los hace más sociables.

Los adolescentes duermen tres horas más tarde que los adultos, por ellos su necesidad de dormir no se satisface muchas veces dado a que sus escuelas tienen que ingresar a las 7:00 am 7:30 am, por ello despiertan malhumorados, aumentan los riesgos de obesidad, depresión y accidentes por lo atontados falta de sueño, se ve un bajo rendimiento académico, aumenta el funcionamiento del núcleo accumbens (imagínese el caos interno).

Se a visto que el cerebro madura desde la nuca hacia la parte frontal la onda de maduración puede seguir su dirección y ritmo natural o cambiar al recibir el impacto de las experiencias con diferentes personas, situaciones y conductas.
Los cambios naturales no son responsables de la crisis emocional y conductual de algunos adolescentes, cuándo se da esa crisis es resultado de influencias sociales, propias experiencias  y actitudes sobre un cerebro naturalmente vulnerable el cerebro está expuesto a cambios toda la vida dependiendo de las experiencias, valores, convicciones y decisiones que vayamos asumiendo, siempre tenemos la posibilidad de cambiar y desarrollar hábitos, y rehacer los circuitos distorsionados a lo largo del tiempo con nuestros actos.

Los adolescentes no se pueden autorregular de una manera óptima, y por ello estamos los adultos tomando medidas simples sin prohibiciones, dejemos que se reúnan en vuestras casas si es que se lo piden, al no tomar control de los riesgos enseñémosle como evitar accidentes, a ser más cautelosos, apliquemos mejores estrategias a la hora de hablar de sexualidad (hoy se la saben todas).No perdamos a la juventud, no dejemos unos cerebros vulnerables ante muchas situaciones incorrectas socialmente hablando, comprendamos a la juventud desde un plano más científico y cerebral y no los dañemos (me incluyo en todo lo escrito como un sujeto epistémico y en proceso de maduración prefrontal). 

Les dejo un vídeo de donde saque información: